Elsa Medina/"Rinconcito del siglo"

Festejo familiar del nuevo siglo.El mar, la música y la fiesta como final del ayer y como inicio del "hoy presente".
Bailecitos lentos y entrañables. Movimientos suaves. Pincelazos de luz movida al compás de un ritmo cachondo.
Convivencia íntima donde el agua, la arena, el cielo y el tiempo se funden en una melodía visual monocromática.
Elsa Medina acaricia las cuerdas del arpa jarocha para producir notas musicales en blanco y negro.
Celebraciòn visual inspirada en los últimos segundos de una era jacarandosa
y los primeros destellos luminosos del nuevo siglo veracruzano.

 
Elsa Medina, mitad pez y mitad gato.
La he visto disparar su cámara por las calles de Tijuana y la Ciudad de México sin detenerse a pensar en los convencionalismos impuestos del discurso en boga, sin reparar en la longitud focal de su propio estilo.
Simplemente dispara.
Por su punto nodal no atrapa la imagen furtiva, parece que sucede lo contrario, ilumina sus imágenes con oraciones de Borges, salta a la vista la última frase del poeta encantado enmedio de la laguna.
Elsa cuando dispara su cámara no roba nada de lo que está frente a nosotros, al contrario, al hacerlo adorna el mundo con sus ojos, con sus deseos, con su pasión por la vida